viernes 24 de noviembre del 2017

Hospitales Verdes: Medicina para el cambio climático y calentamiento global

⁠⁠⁠Haram Mejía


Categoria: Locales

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


Hospitales Verdes: Medicina para el cambio climático y calentamiento global
PARTE 2


Compartir esto

Ciudad de México, jueves 31 de agosto del 2017.-

Construcción y operación auto sustentable

Equilibrar el uso de recursos energéticos y renovarlos, es decir hacerlos sustentables, es un objetivo de los seminarios web de “Hospitales verdes y saludables”, plantean principalmente los rediseños de construcción, diseño interior y exterior, operación y manejo de residuos orgánicos y peligros para evitar riesgos.

Propone que los nuevos hospitales sean construidos en áreas estratégicas, con amplia movilidad que evite conglomeraciones de   vehículos, alentar al personal usar bicicleta y transporte público o compartir el vehículo. Para el servicio de urgencias la adopción de tecnologías hibridas vehículos eléctricos, y de combustibles alternativos.

Minimizar residuos generados en los centros médicos, evitar la propagación de “dioxinas” que son las sustancias químicas más toxicas en la actualidad y que se producen por la incineración de productos químicos clorados y pueden provocar cánceres según indica la Agencia Internacional de Investigaciones del Cáncer (IARC).

                      Foto: Cortesía de la Secretaría de Salud Edomex.

Incorporar al interior techos y pavimentos de alta reflectancia para reducir el uso de energía eléctrica, incorporar al exterior, fachadas ventiladas con protección solar, evitar pinturas y revestimientos con plomo y asbesto.

En áreas de hospitalización recomienda la ventilación con cámaras de aire para el aislamiento térmico y control de temperatura, con ello el calor solar no ingresa, y evitarían aire acondicionado o ventiladores, en el piso de cirugía contar con un sistema de aire acondicionado con  zflujo perimetral y central para evitar asepsias.

Los jardines interiores alimentados con sistemas hidropónicos (riego por goteo) que disminuyen el uso de agua y la densidad arquitectónica, permitiría entornos  agradables además de terrazas y cubiertas verdes (jardines en azoteas) cuyas especies sean resistentes a todos los climas.

Una opción muy marcada es la de reciclaje de agua con sistemas captación pluvial, construir plantas locales de tratamiento de aguas residuales, sistemas de climatización denominados VRV que permitan la recuperación de calor a través de extracciones en todos los pisos para disminuir energía y poner en funcionamiento protocolos para emitir carbono neutral y sustituir sustancias químicas bioacumulativas, toxicas como PVC.

Hay consejos tan particulares como el de dar tratamiento a los residuos orgánicos que resultan del servicio de nutrición y restaurantes, y con estos generar composta.

En cuanto a material de trabajo, un llamado primordial y es el de reemplazar todos los termómetros y medidores de presión arterial que contengan mercurio, adoptar políticas de “basura cero” que reduzcan en una proporción significativa la cantidad de residuos generados, incorporar equipos radiológicos basados en sistemas digitales para evitar el alto consumo de agua y sustancias químicas.

A nivel de tecnologías, proponen que estas cuenten con fibra óptica de alta capacidad y seguridad, un sistema digital y de identificación del paciente, monitoreo de lavado de manos para evitar infecciones nosocomiales y con ello evitar gastos de papelería y compras innecesarias.

Con estas disposiciones el ahorro de energía e insumos, además economizar recursos financieros en el sector, permitiría “inspirar, movilizar y respaldar el liderazgo del sector del cuidado de la salud a fin de promover la sustentabilidad ambiental”.                                                 

Regenerar es posible

La Agenda Global de Hospitales Verdes expone que estas políticas de infraestructura, operación y organización hospitalaria ya no pueden ser largo plazo, estas y otras acciones no deberían ser tema de discusión dentro del sector salud, por lo que llama a reducir la resistencia de creer que brindar servicios de alta calidad implica un pase libre hacia la intensidad energética y de residuos, o que salvar vidas queda de alguna manera fuera de los ecosistemas más amplios y de las cuestiones ambientales.

                  Foto: Cortesía de la Secretaría de Salud Edomex.

De nuevo el epidemiólogo Torres Meza, cita “es una estrategia internacional, la innovación en el Estado de México es que en lugar de hacer esfuerzos individuales en hospitales, vamos hacer un frente común para que impacte al medio ambiente, hacer un conteo inicial con los 69 hospitales de ahorro energético. El gobierno tiene fondos para proyectos amigables con el ambiente, ahí el sector salud puede hacerse de recursos, entrar a la red te permite herramientas estadísticas y electrónicas para monitorear, antes no lo hacíamos, es un proyecto que puede caminar muy bien los próximos años.”

El convenio de adscripción de los 69 hospitales a esta red incluye un trabajo coordinado entre el Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), el Centro Estatal de Vigilancia Epidemiológica y Control de Enfermedades (CEVECE), la Coordinación de Regulación Sanitaria y la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de México (COPRISEM) y de forma paralela la capacitación, evaluación y monitoreo a cargo del Instituto Estatal de Energía y Cambio Climático (IEECC) y obviamente de la Red Global de Hospitales Verdes.

El Consejo Estatal de Salud lo ha expresado de esta forma: “la idea de pasar de un entorno construido que degenera el capital natural, a uno que lo restaura o regenera, equivale a pasar de un hospital que simplemente “no daña” a uno que “cura”, una metáfora perfecta para el sector de la salud”.

Hay algunas razones para considerar que esta red puede funcionar en el Estado de México, como preámbulo a su probable implementación en los 32 sistemas estatales de salud del país. A fines de 2015 el gobierno del Estado de México anunció la construcción de unidades médicas ecológicas y autosustentables con materiales reciclados (por ejemplo contenedores de carga) y aislante térmicos y acústicos, captadores de agua pluvial, lámparas led y celdas fotovoltaicas que reducen 54 por ciento el uso de energía, boilers de bajo consumo y ahorra lavabos que reducen 40 por ciento el uso de agua, a la fecha hay trece centros de salud de este tipo.

El tiempo de construcción ha sido menor a dos meses y permite un ahorro económico significativo. Las autoridades mencionan que son unidades amigables a todos los entornos climáticos.

Esta primera “Red Estatal de Hospitales Verdes y Sustentables” en el país será la más grande de toda América Latina, y se espera en un siguiente paso, la incorporación de hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), los dos hospitales del Instituto Materno Infantil del Estado de México (IMIEM) y los del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).


   

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos